jueves, 3 de mayo de 2012

Una alegría efímera...

Hace tiempo comentaba que la experiencia con Chatroulette no me aportaba demasiado. Y sigue siendo así, sigue sin ser, en general, interesante, solo entrando en momentos de aburrimiento extremo o de necesidad extrema de evasión.

Con el agravante adicional de que no están bien instalados los drivers de la cámara, por lo que puedo ver, pero no ser visto, lo que hace que la interacción se vea limitada al texto, y por tanto minimizada en lo que es un entorno principalmente de video.

Esta noche me he encontrado una situación curiosa. Una chavala de UK abrazada a un enorme peluche de pikachu. Limitado a texto, la conversación ha sido del tono medio de los pokemon:

Yo: pika
Ella: pika pika
Yo: pikapi

Ahí ella saca otro peluche, con la respuesta adecuada...

Yo: Squirtle!

No podia ir a buscar mi peluche de charmander, porque no me funciona la cámara. Pero, antes de poder moverme, ella ha contestado:

Ella: Whoever you are, you are awesome!

Creo que le he alegrado la noche. Y, oye... una tontería así... pues también me ha hecho sonreir. Aunque nunca más coincidamos.

_