lunes, 24 de marzo de 2014

Telegram y la privacidad

Llevamos unas semanas bombardeados de noticias sobre lo malo e inseguro que es el whatsapp, cómo atenta contra nuestra seguridad y nuestra privacidad. Cómo cualquiera puede acceder a nosotros a través de él, como nuestros datos no están a salvo, y como encima, lo ha comprado Facebook, que es lo más peor aun respecto a privacidad, y va a ser el acabose. Eso se publica. Y mucha gente se lo cree, sea verdad o no.

Esto lo que ha provocado es que estén saliendo como setas las aplicaciones que pretenden ser una alternativa. Empezo con Line, luego Spotbros, y ahora Telegram. Aplicaciones todas ellas muy bonitas, y que nos prometen una seguridad aumentada. Pero que tienen un problema: son como la discoteca nueva del pueblo: preciosa, mucho mejor que los bares de toda la vida... pero vacía. Todo el mundo está en los garitos de siempre. Vamos, igualico que con Google Plus.

Telegram ha tenido un poco más de suerte que sus antecesores en la pelea por desbancar a Whatsapp: su lanzamiento y consecuente campaña mediatica coincidió con una caída de servidores de Whatsapp de 4 horas, lo que hizo que millones de usuarios se dieran de alta en Telegram a la vez... provocando asimismo que los servidores de Telegram también cayeran.  Pero bueno, los usuarios ya estaban migrados.

Yo tengo por costumbre no fiarme de nadie, y, aprovechando que es ruso, a quien me preguntaba le solía decir: "La diferencia entre Whatapp y Telegram? Que tenga tus datos la CIA o la KGB". (Usando ambas como metáforas poéticas, dado que realmente son la NSA y el SVR). Pero bueno, dando por heho que, al final, quien 'desde arriba' se quiera colar en mis datos, lo va a poder hacer sea cual sea el sistema, lo que importa es que la privacidad se vea resguardada frente al usuario 'normal', de diario. Y, supuestamente, eso sí estaba más trabajado en Telegram que en Whatsapp. Pero lo que me ha pasado esta semana me ha hecho pensar si es así.

Con el paso de los años voy perdiendo contacto con algunas personas, por diversos motivos, pero rara vez me molesto en borrar sus teléfonos de la agenda. Y Telegram es muy detalloso, mandando un aviso cada vez que alguien que está en la agenda se une. Este fin de semana ha coincidido que he recibido dos de esos avisos, de gente con la que hace tempo que no tengo relación. Gente que tenía totalmente olvidada, pero que de repente, tengo a un click de distancia, y me avisan para que sea consciente de ello. Gente que, probablemente, no hubiera querido que yo me entere de que se unen a Telegram... o siquiera que aun existen. Vamos, que parece un problema de privacidad en toda regla, de esos que prometían solucionar. 

_


viernes, 21 de marzo de 2014

Agur eta ohore, Alkate Jauna

Dice el típico chiste, que los bilbainos nacemos donde nos sale de los cojones. Y en muchos casos es verdad, por ejemplo en el que hoy nos ocupa. Iñaki Azkuna, alcade de Bilbao, y txirene hasta decir basta, nació en Durango. Pero supo comprender, supo empaparse y supo potenciar el bilbainismo, hasta el punto de saber utilizar la bilbainada (y me refiero a la actitud y no a la canción) como cualquier bilbaino de pro, nacido junto a la Plaza Moyua. Mismamente ser elegido el mejor alcalde del mundo es una gran bilbainada!

Iñaki Azkuna falleció anoche, tras años de lucha contra el cancer. Y hoy se están oyendo grandes palabras de mucha gente, que parece que lo quiere beatificar. Yo, la verdad, fui con él muy crítico en vida, reconociendo sus triunfos, pero tambien comentándole lo que me parecían fracasos. Y voy a seguir siendolo ahora, haciendo un ejercicio de coherencia que, estoy seguro, él hubiera querido.

Hay que reconocer sus logros. Antes de ser alcade de Bilbao, y como médico que era, participó en el diseño de lo que hoy día es Osakidetza. Y realmente funciona mejor que muchos sistemas de salud cercanos, y, según tengo entendido, en gran parte es mérito suyo. Y hay que reconocerselo.

A la alcaldía de Bilbao llega en el 99, al principio del proceso de transformación. Con el Metro y el Guggenheim aun frescos y arrancando, y con muchas ideas y bastantes incertidumbres, de cómo funcionará el proceso, de si será realmente útil, de cómo llegará a los barrios. Pero llegó con un proyecto y lo sacó adelante a pesar de todo. Y hay que reconocer que la ciudad ha dado un gran cambio en quince años, y que, salvo en algunos elementos, en general ha sido para bien.

Pero lo que más quiero destacar es que, a pesar de ser alcalde de casi 400000 habitantes, y de otros tantos 'usuarios' del municipio, era alguien cercano. No solamente en sus declaraciones, que también (era conocido por hablar extremadamente claro, pesara a quien pesara), sino porque era un alcalde que atendía a los ciudadanos. Luego haría caso o no, pero siempre se podía hablar con él. Por la calle, (la cosa de vivir en el mismo barrio), en eventos... nunca le vi rehuir su responsabilidad de atender a la gente que quería contarle cosas, quejarse por algo, o simplemente compartir sus preocupaciones. Eso no es facil, y de hecho conozco a alcaldes de pueblitos mucho más pequeños que, teniendolo más facil, se escudan en el cargo para no atender a los ciudadanos. A Azkuna, eso que hacía, le honraba.

E, insisto, siempre he sido crítico, pero siempre diciendoselo. La gestión de los bidegorris ha sido manifiestamente mejorable, y se lo comenté. El asunto de la 'humanización de la ciudad', que en general ha estado bien, ha traido algunos efectos secundarios indeseados: la vida nocturna de la Villa ha decaído muchísimo, lo que a veces lastra el 'turismo de congresos'. Y el aparcamiento en los barrios... bueno, en el mío desaparecieros 250 plazas de aparcamiento y una docena de árboles de un plumazo, para anchar unas aceras y poner un 'jardín inglés' (todo cemento con un poquito de cesped), cuando puñetera falta hacía lo uno o lo otro. Al decirle el trastorno que había sido, no se le caían los anillos por decir 'pues comprate una plaza de garaje, que se han hecho muchas'. Aunque estén lejos, claro... Aun así, insisto, aunque no me gustaban sus respuestas cuando mis problemas chocaban con su proyecto, le reconozco el mérito por haberme dado la ocasión de decírselas. Y considero un privilegio el haber podido hacerlo.

En resumen... el mejor alcalde del mundo, es normal, tenía que ser el de Bilbao. Aunque tal vez él no fuera el mejor alcade para Bilbao... reconozco que se acercaba. Porque tal vez hubiera habido otro que hubiera podido llegar a todos sus logros evitando los 'efectos secundarios'. Pero, la verdad... igual no. Consecuentemente, sin olvidar sus sombras, le sigo reconociendo el mérito.

Este blog no tiene bandera. Si la tuviera, hoy ondearía a media asta. Así que, aunque sea contrario a mi costumbre, voy a utilizar una que publica Luis Angel Gomez en El Correo, porque me parece muy representativa de cómo se siente hoy Bilbao:




Goian bego.

_






lunes, 17 de marzo de 2014

La palabra dada

"Te habrán gustado, ¿no?"

Pues no, evidentemente no, no me han gustado, y quien viene a hacerme el comentario lo sabe, y de ahí su cachondeíto (de buen rollo, pero cachondeíto al fin y al cabo)

Leo en El Correo que Fernando ha hecho unas declaraciones al Corriere della Sera:

"Si un jugador quiere cambiar, el club debe apoyar, no obstaculizar."

Vamos a ver. En esta vida hay que ser un poco serio, y hay que tener palabra. Si has firmado un contrato, que dice que vas a estar X años, cobrando Y millones, y que si no tienes que pagar Z millones... lo cumples. Que para eso lo has firmado. Tan simple y sencillo como eso. Si quieres cambiar, tú mismo pusiste las condiciones al firmar: pones Z millones encima de la mesa. Y te vas donde quieras. Así que no, lo siento, pero no, no tienes razón, vuelves a equivocarte: el club no debe apoyar. Tienes un contrato que tienes que cumplir. Sé elegante, cumplelo, y calla la boquita. Y no eches la culpa a los demás del lodazal en el que tú mismo te metiste... o algún allegado te metió.

_

domingo, 16 de marzo de 2014

Del Somo a Zamaia

Domingo de buen tiempo

View Larger Map
Aviso a navegantes: empieza a haber mucha procesionaria por el monte. Es urticante para humanos, y puede ser muy peligrosa para perros.

Como lleva unos días sin llover, se ve muy claramente la capa de mugre que es el botxo , en cuanto subes de 500m:

Y como cosa curiosa, un par de Pottokas en Zamaia:


_

sábado, 15 de marzo de 2014

Portugalete y Sestao: casi 6km

Por la mañana habíamos estado en el Rastrillo Solidario de Apa Puppy, y haciendo unas compras en el Mercado de las Aldeanas, así que ya hemos aprovechado para hacer un recorrido por allí:


View Larger Map

_

jueves, 13 de marzo de 2014

Resumiendo un día en la vía

De Bilbao a Barruelo de Santullan:

Amanece en Menamayor

 Llano


Las Rozas

Los Carabeos

Quintanilla de las Torres

Donde, casualmente... pasó un tren!
video

 Barruelo de Santullán

Saliendo de Cillamayor

Y, finalmente, atardece en Mataporquera

_




lunes, 10 de marzo de 2014

domingo, 9 de marzo de 2014

Sobre el término medio

Aristóteles decía (no literalmente) que en el término medio está la virtud. Y yo estoy de acuerdo: en caso de conflicto, suele ser interesante buscar la manera de que todas las partes puedan comprender la situación, empatizar, y buscar un término medio que, aunque no llene al 100% a nadie, sea comprendido y aceptado por todos.

Estos días me ha tocado debatir con dos argumentos que me intentaban convencer de que eso es imposible. Uno, ya antiguo, que nuestro profesor de filosofía nos daba hace ya casi 20 años (cómo pasa el tiempo): 

"Si tienes una jirafa y una oveja, pero un solo pesebre, tienes que elegir. O lo poner arriba o lo pones abajo. Comerá una o comerá la otra. Morirá una o morirá la otra. Pero, si lo pones en medio, no llegarán ninguna de las dos, no comerá ninguna de las dos, morirá las dos."

Y sí, es evidente. Si directamente lo pones en medio, morirán las dos. Pero este tipo de situaciones son las que han de suplirse con esfuerzo, con trabajo y con soluciones imaginativas. Para este ejemplo concreto, secuerdo que le contesté al profesor que lo que tocaría sería inventar un sistema de poleas con el que, cuando uno de los dos animales quisiera comer, al acercarse el pesebre se pudiera ubicar  donde fuera necesario. O un sistema temporizado, donde cada animal pudiera comer durante la mitad del tiempo. No se tomó muy bien la respuesta. La mentalidad del ingeniero no le cuadraba al filósofo. 

No hace mucho, me intentaron rebatir lo mismo con otro ejemplo: "No puedes ir por el medio de la carretera. Tienes que ir por una acera, o por la otra. Tienes que elegir. Pero si vas por el medio, te atropellará un coche"

Y yo digo que no. Por supuesto que puedes ir por el medio de la carretera sin que te atropelle un coche. Eso sí, no puedes ir distraído. Tienes que ir siempre atento, mirando para un lado, para otro, siempre atento a coches que puedan venir, y preparado para apartarte un poco hacia un lado o el otro según convenga cuando lleguen. Es un esfuerzo mucho mayor que ir por la acera... pero es posible. 

Así que resumo: aunque parezca que muchas veces la postura intermedia no arregla nada, lo único que pasa es que una postura intermedia es un esfuerzo mucho mayor. Es más cómodo elegir bando, alinearse, y dejarse caer con estilo y dignidad, es cierto. Pero es mucho más satisfactorio conseguir, con mucho esfuerzo, una posición intermedia que pueda satisfacer a todos los bandos.

_

viernes, 7 de marzo de 2014

De turismo por Lisboa

Cosas que recomiendo no perderse:

Visita nocturna al Elevador de Santa Justa



Viajar en la linea 28 de Tranvía

Visitar la zona de Belen

Pasteles de Nata Cocida

Museo de Carris

Ver pasar el tiempo junto al castillo y la catedral

Más elevadores

Cenar en el Grapes & Bites con pop en directo

Una cervecita con jazz en directo en el Alface

_

jueves, 6 de marzo de 2014

Retornando

"¿Qué le pasa a tu blog? ¿No te quedan cosas que contar?"

Esta pregunta me la han repetido ya, con pequeñas variantes, varios lectores. Ávidos de su ración de contenido, y extrañados de que haga casi un mes que no actualice nada.

"No, no pasa nada. Tengo cosas que contar, pero lo estoy posponiendo. Estos días tengo mucho trabajo, y pocas ganas...", contesto cada vez.

Creo que la culpa principal de tener pocas ganas es de un costipado / catarro que llevo arrastrando y malcurando desde hace un par de semanas o tres. Me tiene siempre cansado, y a las noches no acabo de dormir decentemente. Hasta me ha quitado de ir un día a San Mamés para evitar una mojadura. (¿Como? Pero si en el campo nuevo no se moja nadie... Nótese la fina ironía.)

Pero bueno, que ya que insistís tanto, voy a echar un esfuerzo y escribir unas pocas cosas que tengo pendientes.

Empiezo con Cotton. Ya se recuperó de su mala gana, y ahora simplemente esta más bestia que de costumbre, y está con la nariz hinchada de un golpe, y la pata sangrando por otro. Y nosotros intentando hacerle curas... que se arranca en cuanto está solo. Así es él. Pero lo más relevante, que ya estaba demasiado largo, nudoso y sucio el pelo como para poder seguir manteniendo su precioso doble pelaje tibetano, y ha habido que cortarselo.


A mi me da mucha pena verle así, pero la verdad es que a él se le nota que así está mucho más cómodo cuando corretea por el monte, se revuelca en el barro, o se tira al río.

_