domingo, 2 de agosto de 2009

Dos días en tres frases

Nos han dado un golpe por detrás en el coche y, por suerte, no ha sido gran cosa y estamos bien, más allá del engorro de los papeles y los seguros.

He intentado ir a andar unos kilómetros, y el diluvio universal que se ha desatado en 10 minutos me ha hecho volverme a casa, con el perro y yo mismo empapados, y me ha dado un más que considerable dolor de cabeza.

Sigo teniendo sueños muy raros por las noches, aunque por suerte ya no me acuerdo de día de lo que eran, salvo por lo que la jefa me cuenta por las mañanas que he gritado.


Y un regalito final: Vaya despropósito de partido el del jueves!!!