lunes, 23 de febrero de 2009

Acumulación

Cuenta una antigua historia que cuando se gobierna un barco, hay muchas maneras de solucionar problemas. Si se para un motor, se puede funcionar con los demas, ajustando muy bien los rumbos. Si se rompe el timon, aun puede maniobrarse con los motores, teniendo mucho cuidado y mucha pericia. Si se abre una vía de agua, se puede localizar en una única zona, y ajustar los controles de manera que aun pueda manejarse ese peso distorsionado. Incluso si se declara un fuego a bordo, puede llegar acontrolarse si toda la tripulación corre desde el primer momento a afanarse en apagarlo. Ahora, que como todas esas cosas sucedan a la vez... entonces estás jodido.

Si tengo que pasar hambre para bajar de peso, puedo hacerlo apoyandome en los momentos buenos en casa. Si la jefa tiene un problema gordo de salud, puedo servirle de apoyo porque, asimismo, yo me apoyo en otras cosas. Si aparece un problema familiar serio, puedo enfrentarme a ello dedicandole el tiempo libre del que dispongo. Si tengo una sensación desagradable en el trabajo, lo puedo asumir pensando que es eimplemente trabajo y que ya llegarán las vacaciones. Si tampoco puedo irme de viaje en vacaciones, me queda consolarme pensando que hay más días que longanizas, que todo llegará, y que tengo otras cosas para distraerme. Si por lo que sea no queda tiempo para dedicare a mis aficiones como me gustaría, no tiene por qué pasar nada: al fin y al cabo, esas cosas se supone que están para divertirse, no para pasarlo mal.

Pero si todo esto sucede a la vez... estoy jodido. Por suerte aun me quedan un par de cosas a las que agarrarme, y una de ellas es la gente. Gracias.

2 comentarios:

derro dijo...

Espero que la otra no sean las drogas!! ;P

Niretzat - Para mi dijo...

Ya sabes que no :)