lunes, 23 de marzo de 2009

La felicidad intensa es necesariamente efímera

Ayer domingo, por la mañana, me sentía feliz. Aun sin el coche nuevo, pero con uno prestado que da cierta seguridad, y con CD, permitiendome oir la música que llevaba en el Agila. Con la jefa sintiendose mejor, y pudiendo hacer una pequeña escapada. Con Mendi detras dándonos alegria. Con una mañana soleada que hacía que conducir, incluso por las curvas de Oleta, fuera agradable. Cantando, disfrutando...

A última hora de la tarde, la sensación era totalmente distinta. El día no era ya tan luminoso. La música no tenía ya tanta importancia. Y yo estaba pensando en la jornada de trabajo de hoy lunes. Y, sin ninguna necesidad, me agobiaba.

Hoy, como siempre, lo del trabajo ha sido mucho menos agobiante de lo que planteaba. Así que estoy más 'centrado', ni tan feliz como ayer, ni tan agobiado como anoche.

_

8 comentarios:

derro dijo...

Oye, nos tienes en ascuas con lo del coche! Cuenta algo, hombre!

Niretzat - Para mi dijo...

Mañana, o pasado, a más tardar.

Ignacio dijo...

Deberías leer un libro llamado "Más Platón y menos Prozac" que te ayuda a aplicar a las enseñanzas filosóficas que se han reflexionado a lo largo de la historia, a problemas que hoy son catalogados como psicológicos o psiquiatricos o los llamados "sindromes" (que hoy hay sindromes para todo).El stress o ansiedad generalmente, son fruto de problemas personales generados por situaciones en la vida, que los filósofos ya analizarón. ¿Porque no acudir a ellos?

Niretzat - Para mi dijo...

Conozco el libro, pero, como la mayoría de los de ese estilo, me da la sensación de ser una colcción de obviedades. Evidentemente, obviedades que mucha gente ha olvidado, pero obviedades al fin y al cabo. Lo de la psiquiatría sí es harina de otro costal, pero... tanta diferencia hay entre las enseñanzas de los clásicos y lo que hoy en día llamamos psicología?

Anónimo dijo...

Yo creo que si la hay. La psicología actual se basa en estudios y dogmas posteriores, que no son malos, ojo!!, pero si se dejan muchos otros clásicos, que abordan otro tipo de problemas o dan otras soluciones compatibles a las que da hoy en día la psicología.
Los psicologos "que no valen para nada" bajo mi opinión, son los que te dicen unicamente que te pasa. Los buenos los que te dicen como solucionar el problema, en muchos casos causado por situaciones cotidianas (graves en muchos casos) que no sabemos como llevar y tenemos que aprender ha hacerlo, y eso no se hace mediante pastillas, que solo calmaran momentaneamente la situación.
Con todos mis respetos; la historia esa del barco que te contó tu psicóloga no soluciona nada. ¿O acaso no sabes ya perfectamente tus problemas? ¡¡Dime como sobrellevarlos, no me cuentes que tengo muchos, que ya lo se !! no se si me entiendes....

Txusko

Niretzat - Para mi dijo...

La historia del barco que me contó la psicóloga, lo hizo en la primera consulta, en la que yo no sabia lo que pasaba. Sirvió para ubicarme, que no es poco.

Y, evidentemente, en los casi 2 años que estuve después, aprendí muchas cosas y muchas soluciones...

Anónimo dijo...

¿Las lecciones filosóficas de Platon son obvias? Joder cuanto sabes !! Ojala las enseñaran así de bien en el colegio y pasaran a ser una obviedad de la vida, como "no matar" que es muy obvio(aunque algunos no lo tiene tan claro ... jeje)
Creo que es una frivolidad llamar "obviedades" a lo que dicen los filósofos. Porque el libro habla de eso, lecciones filosóficas aplicadas a los problemas vitales.

Txusko

Niretzat - Para mi dijo...

Las lecciones filosóficas de platón, cuando las dió Platón, no eran ninguna obviedad, ni yo he dicho eso. Las reflexiones que hacen otros sobre Platón, una vez conocido e interiorizado Platón, sí son bastante obvias. Son cosas diferentes...