sábado, 17 de octubre de 2009

Mendi malito

Ayer Mendi nos dio un señor susto. Cuando llegamos a casa, ns encontramos la cocina... como decirlo... de un color... como la Ría de Bilbao hace 30 años, más o menos. El pobre Mendi había tenido una diarrea muy fuerte.

Después de limpiar todo, y de tranquilizarle (porque al fin y al cabo no era ue se hubiera portado mal, sino que estaba enfermo), decidimos no darle de comer hasta que asiente el estómago. Pero el pobre no se quedaba tranquilo, y se puso a tiritar, temblando muchísimo.

Eso ya nos asustó lo suficiente como para llevarle al veterinario. Una pequeña afección alimentaria. Le dio una pastilla que fue mano de santo, y le prescribió un día de ayuno, y 4 con una comida específica para estómagos delicados.

Ahora estña otra vez muy bien. Pero qué susto!!!

_

2 comentarios:

Albert dijo...

Menos mal que sólo fue eso: un susto.
En todo caso, que se mejore del todo.

Un abrazo.

JAD dijo...

Pobre Mendi. Una caricia de mi parte.